giweather joomla module
Miércoles, 28 Agosto 2019 14:06

Nuevo despilfarro de dinero en el Fidetur de PV; autorizan $ 4 millones para pelea de Andy Ruiz y más de un millón a Grupo Acir

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Al interior del Fideicomiso de Turismo de Puerto Vallarta (Fidetur), que se encarga de administrar el Impuesto Sobre Hospedaje, las cosas siguen igual o peor que antes, ya que solo un reducido grupo de personajes –hoteleros o no—continúan tomando decisiones sobre el destino que le dan a los más de 150 millones de pesos que se recaudan anualmente por este gravamen en la tesorería municipal y que se trasladan, libres de polvo y paja, al organismo fideicomitido.

El Fideicomiso de Turismo de Puerto Vallarta está controlado por una mafia de hoteleros y oportunistas que se incrustaron en el organismo; ahí han permanecido por lustros, y se pasan la estafeta año tras año para seguir manipulando los millonarios contratos que se otorgan a personas físicas y morales, con la anuencia o no, del Comité Técnico.

Como cualquier Fideicomiso, el Comité Técnico es la máxima autoridad de este, sin los votos de sus miembros no se puede autorizar ningún contrato, acuerdo o convenio que se ponga a disposición del subcomité de mercadotecnia.

Sin embargo, se han creado tantos intereses entre los directivos del Fideicomiso, que de un tiempo a la fecha el presidente de esta figura, Álvaro García Arce, ha permitido que se ignore al Comité Técnico para dar entrada a las decisiones que se votan en el subcomité de mercadotecnia, lo cual es totalmente ilegal.

LA CAMARILLA

Pero como se trata de hacer negocios a costa de este impuesto, que finalmente es un recurso público que se traslada al Fideicomiso de Turismo desde su creación, una camarilla liderada por el dueño del hotel Sheraton, Álvaro García; el Director del Fideicomiso, Javier Aranda Pedrero y el eterno Luis Ángel Cantú Treviño –que representa los intereses de las empresas de tiempos compartidos--, continúan avalando contratos donde alguien está cobrando jugosas comisiones en su asignación, sin importar que se despilfarre el dinero que les llega a manos llenas a estos individuos.

Por ejemplo, en una acalorada reunión que sostuvieron los miembros del Comité Técnico el lunes pasado, se discutieron varios temas sobre diferentes proyectos de presunta “promoción turística” de Puerto Vallarta, y aunque algunos de estos integrantes, que tienen derecho a voz y voto objetaron y se opusieron a que no se gastaran enormes cantidades de dinero en casos que no le van a ayudar al destino en materia de publicidad, finalmente los ignoraron y sacaron los acuerdos a través del subcomité de mercadotecnia.

En este contexto, los miembros del subcomité de mercadotecnia (que no es la máxima autoridad del Fideicomiso) aprobaron proyectos tan cuestionables como el destinar cuatro millones de pesos a una empresa que representa al boxeador México Norteamericano Andrés Ponce Ruiz, mejor conocido como Andy Ruiz–que recientemente venció a Anthony Joshua por el título mundial—solo para que en la pelea de revancha porte la leyenda de “Puerto Vallarta” en el short.

Esto y tirar el dinero a la basura es lo mismo, pero seguramente alguien se va a llevar una jugosa comisión de miles de pesos por lograr un contrato con el Fideicomiso; y todo apunta al Director del organismo, Javier Aranda Pedrero, un individuo que vino a Puerto Vallarta a vender espejitos y que alguien recomendó como la lumbrera que no es, para ocupar la dirección del Fideicomiso y cobrar más de 150 mil pesos mensuales por su “excelente trabajo”.

EL CONTRATO DEL GRUPO ACIR

Este sujeto Javier Aranda, junto con Álvaro García Arce están haciendo lodo en el Fideicomiso de Turismo, pues ellos son los que confeccionan los acuerdos para firmar contratos y otorgar cientos de miles de pesos a personas y empresas con las que previamente negocian para que se vean beneficiadas.

Y es que otra de las compañías que de pronto fue agraciada con un jugoso contrato de publicidad, es Grupo ACIR SA de CV –la firma que maneja varias estaciones de radio en el país y varias en Puerto Vallarta—a quien le acaban de autorizar ni más ni menos que un millón 170 mil pesos por una campaña de publicidad cooperativa en radio en este año 2019.

Pero no solo eso, también aprobaron despilfarrar dos millones de pesos para patrocinar un evento denominado “Puerto Vallarta Wellness Fest” los días 16 y 17 de noviembre, cuya organización y contrato está a nombre de una firma que lleva por nombre “Altius Events SA de CV”.

En solo dos días, estos empresarios oportunistas se van a embolsar dos millones de pesos para que un vividor del Fideicomiso –el mismo que organiza el Down PV de las bicicletas—siga mamando recursos de este organismo.

DOS MILLONES A ALTIUS EVENTS SA DE CV

Muy listo, Javier Arana habría acordado con la firma “Altius Events SA de CV” que presentara un proyecto sobre las nuevas tendencias de salud en las empresas y ofrecer foros estratégicos sobre el tema a las compañías turísticas locales –que se pueden consultar de forma gratuita en Internet en sitios como www.integrativewellnessmexico.com – y así designar un millonario contrato, donde es lógico que algunos directivos del Fideicomiso llevan una importante comisión.

En este mismo sentido, hubo una fuerte polémica al interior del Comité Técnico porque también se autorizó gastar alrededor de 90 mil dólares en una campaña de publicidad en camiones de pasajeros urbanos de Chicago, donde se va a exhibir la marca Puerto Vallarta.

La inconformidad de algunos fue porque Puerto Vallarta ya tiene vuelos directos con Chicago, y ese dinero podría utilizarse en otros nichos de mercado, pero al subcomité de mercadotecnia le valió un comino lo que objetaran en el Comité, y aprobó en lo oscurito el gasto de este recurso.

Antes, el 22 de febrero, autorizaron gastar un millón 100 mil dólares en publicidad en Estados Unidos, Canadá, Latinoamérica y Reino Unido, y destinar además 150 mil dólares para la empresa “Branding” que repartiría el recurso en dos partidas: 125 mil dólares para la agencia Travel Alliance y 25 mil dólares para Travel Life/West Jet.

Y como manejan los recursos a su antojo, los directivos que mangonean el Fideicomiso también decidieron aprobar más recursos para las empresas que supuestamente manejan las relaciones públicas del organismo, como “Eme Media SC”, a la que le asignaron 200 mil pesos y un pago extra por honorarios de 146 mil 160 pesos.

A una persona física de nombre Claudia Flores López que según hace relaciones públicas en Estados Unidos y Canadá, le autorizaron 300 mil pesos y honorarios por 440 mil 800 pesos.

A la misma Claudia Flores le aprobaron otros 357 mil 927 pesos por nuevos honorarios.

TAMBIEN MICHELLE FRIDMAN, LA SECRETARIA DE TURISMO DE YUCATAN

Hay otra persona que maneja las relaciones públicas de la marca Puerto Vallarta a nivel nacional, y ésta es ni más ni menos que Michelle Fridman y su empresa EME Media, la misma que hoy ocupa el cargo como Secretaria de Turismo en el gobierno de Yucatán y que tiene amarrado contratos con el Fideicomiso, lo cual constituye un claro conflicto de interés.

Y es que, a esta funcionaria de Yucatán, le renovaron un contrato por tres millones de pesos, pese a ser la secretaria de turismo de aquel Estado. Peor aún, tiene seis años con el mismo convenio gracias a sus amigos del Fideicomiso de Turismo de Puerto Vallarta.

El conflicto de interés de Michelle Fridman y el Fidetur es tan grave, que recientemente Yucatán fue nombrado sede de la cumbre mundial de premios nobel de la paz, todo gracias a la secretaria de turismo, que prefirió a su estado y no a Puerto Vallarta, donde le pagan un contrato de tres millones de pesos.

Pero bueno, lejos de poner orden y abrir el abanico para la toma de decisiones, los directivos del Fidetur se cierran cada día más, se comportan como una auténtica mafia y se deshacen de los personajes –miembros del Comité Técnico—que les son incómodos porque les cuestionan sus disparates en temas de promoción.

EL CASO JOSÉ LUIS DÍAZ BORIOLLI

Así le sucedió el lunes al ingeniero José Luis Días Boriolli, quien al interior del Fideicomiso representaba a la Oficina de Convenciones y Visitantes (OCV), --el más aguerrido de todos, el que reclamaba no se despilfarraran los recursos, el que ponía el dedo en la yaga cuando se sospechaba de negocios entre los miembros del Fidetur, etcétera—y a quien desconocieron mediante un insultante escrito.

Se sabe que, en la junta del lunes pasado, le informaron a Díaz Boriolli que por así convenir a los intereses del Fideicomiso, él ya no sería miembro del Comité y que ya no representaba a la OCV; que en adelante, el nuevo representante sería Álvaro García Arce, es decir, el mismo presidente del Fideicomiso.

Con una sucia maniobra, los mafiosos directivos del Fideicomiso se deshicieron de José Luis Díaz Boriolli, quizá para seguir haciendo negocios con el dinero de este impuesto en lo oscurito.

Para completar su burda maniobra, pusieron como titular de mercadotecnia a Abel Villa junior, el hijo del dueño de los hoteles Buenaventura, un auténtico títere que a todo dice que sí.

Ojalá que hoy que viene el gobernador Enrique Alfaro, ponga orden ante tal despilfarro de recursos, porque si no, los Javier Arana, los Álvaro García, los Vela, los Cantú Treviño y demás, seguirán haciendo negocio con este organismo que sienten como suyo. Olvidan que los recursos provienen de un impuesto, y por lo tanto, de dinero público que debe ser transparentado y auditado las veces que sean necesarias.

 

Visto 2199 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412