giweather joomla module
Jueves, 04 Noviembre 2021 02:45

Los negocios del “comandante” Tello en Protección Civil y la arrogancia del nuevo director Gerardo A. Castillón Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Por Jorge Olmos Contreras

La Dirección Jurídica del Ayuntamiento, la Contraloría y auditores externos, están interesados en investigar los negocios –probablemente ilícitos-- que hizo a la sombra de Protección Civil Municipal un tal “comandante” José Luis Tello, quien intervenía en toda clase de accidentes en donde se necesitara una ambulancia para llevar pacientes a los hospitales más caros de Puerto Vallarta, a cambio de una jugosa comisión.

Resulta que el señor Tello tiene una empresa denominada “JL-Life Ambulancias” y a través de ésta se aprovechaba de su cargo en Protección Civil para acaparar los servicios de emergencia que llegaban al 911.

Con radio de Protección Civil en mano, José Luis Tello estaba atento a las llamadas de auxilio, pero, sobre todo, ponía especial interés en los accidentes en los que estuvieran involucrados ciudadanos norteamericanos, canadienses o cualquier otro extranjero, pues de inmediato enviaba su ambulancia para atender la emergencia y trasladar a lesionados a hospitales como La Joya (antes San Javier), Medasist, Amerimed, CMQ Premier, etc., donde siempre le agradecían el gesto con una comisión que iba del 05 al 10 por ciento de lo que le cobraban al infortunado; en otras palabras, vendía a los pacientes.

En ocasiones, afirman bomberos, se llevaba en un solo servicio de 15 a 30 mil pesos –le pagaban una vez que daban de alta al paciente--todo con la complacencia de los jefes, es decir, del anterior director, Adrián Bobadilla.

EL DESCARO

El descaro de José Luis Tello era tan grande, que exigía a todos los bomberos y paramédicos que le avisaran en caso de que hubiera accidentes, y como siempre traía el radio con la frecuencia de la policía, era el primero en llegar al lugar de los hechos, ya fuera un siniestro, un percance, etc.

Bomberos de PC tenían que aguantar el coraje cuando llevaban pacientes a los hospitales privados, pues de inmediato les preguntaban si los había enviado el señor Tello.

No solo eso, sino que también se auto recomendaba para cubrir todo tipo de eventos, deportivos, social y demás. Para que el negocio funcionara a la perfección, en ocasiones Tello le pasaba trabajo a un tal Ceballos, quien posee la empresa AC Heald.

¿Cómo funcionaba el negocio?... Muy sencillo, pues cuando alguien llamaba a Protección Civil para pedir apoyo y no era influyente o no tenía “palancas”, le decían que no tenían personal ni ambulancias para cubrir tal o cual evento, pero que le podían recomendar a alguien, y ese alguien era el amigo de José Luis Tello, el tal Ceballos.

EL NEGOCIO DE LOS “CONSULTORES”

Otro negocio que se investiga y en donde estaría implicado José Luis Tello, es el caso de los consultores que ganaban mucho dinero por trabajar para Protección Civil, como un tal José de Jesús Ulloa, quien tienen cerca de nueve años recomendándolo en PC.

Se sabe que entre José de Jesús Ulloa y un sujeto de nombre César Zamora, llevaban a cabo negocios a la sombra de Tello y PC Municipal con la creación de programas que cobran en cientos de miles de pesos.

Este César Zamora aparecía en la nómina municipal y por ser amigo de los “jefes” le dieron de alta en PC Puerto Vallarta con un grado; pero antes, trabajó en PC en Bahía de Banderas, donde se ganó una mala reputación.

Lo más grave de esta situación y que ya se estaría investigando, es que existe la sospecha de que hubo sustracción de equipo de bomberos que donaban ciudadanos y empresas norteamericanas. “De plano desmantelaban los donativos, como botiquines, maniquíes para capacitación, gasas y mucho material que se iba a manos (presuntamente) de José Luis Tello, ya que no existe un control interno, no hay inventario de todo lo que se dona; por eso en la base estamos siempre sin equipo, pero a los jefes nunca les ha importado nada… porque no andan en los servicios día y noche”, denunció uno de los inconformes.

LA DESILUSIÓN

Con el cambio de gobierno y la llegada del profesor Luis Michel a la alcaldía, los bomberos de Puerto Vallarta creyeron que las cosas iban a cambiar, pero desilusionados, han visto que no. Pues no pueden creer que le hayan dado nombramiento de director de Protección Civil a Gerardo Alonzo Castillón Andrade, un prepotente funcionario que presume haber llegado a ese puesto por recomendación de un influyente familiar del alcalde; pero al interior de PC, todos saben que no reúne los requisitos de ley para ocupar el cargo, como lo es contar con una licenciatura en Protección Civil.

En PC no se les olvida que Gerardo Alonzo Castillón Andrade es el sujeto problemático que hace seis años demandó al Ayuntamiento porque lo corrieron junto con otros seis trabajadores.

Tampoco se les olvida que Alonzo Castillón estuvo como encargado de área en PC Bahía de Banderas, donde no hizo nada, solo cobrar su nómina.

Ahora en PC Vallarta, es arrogante, pedante y trata mal al personal, pero no a los nuevos comandantes con grado, a quienes deja hacer lo que sea, no obstante, a los altos sueldos que devengan.

En este contexto, salta el nombre de otra funcionaria que es la encargada del área prehospitalaria, de nombre Dulce María Atzimba Rodríguez Santana, una mujer protegida por Castillón Andrade, pero que de PC no sabe nada, ni va a cursos, ni organiza nada, casi, casi una aviadora del nuevo gobierno, se comenta en las oficinas de los camiones rojos.

 

Visto 1950 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412