giweather joomla module
Viernes, 11 Febrero 2022 00:08

La Emperatriz de Servicios Públicos y las transas de Pablo Sandoval… hasta con las botellas hacen negocio

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

“importados” de Bahía de Banderas, donde dejaron un historial de transas y corrupción y son presuntamente investigados por un delito grave, José Ascención Gil Calleja (a la derecha de la foto) y René Gil llegaron a la dirección y subdirección de Servicios Públicos Municipales del Ayuntamiento de Puerto Vallarta respectivamente por invitación, y junto con ellos se trajeron a Pablo Sandoval --actualmente Jefe de Aseo Público y quien también cuenta con señalamientos a su paso por la empresa concesionaria de la recolección de basura de aquél municipio (Girtza) que es propiedad del priista Juan Carlos Castro Almaguer (ex director de desarrollo social en tiempos del alcalde vallartense, Gustavo González Villaseñor)—y éste a su vez invitó como secretaria administrativa a una mujer de todas sus confianzas llamada Emperatriz Ortega Carbajal, la mano que mece la cuna al interior de Servicios Públicos.

En cuatro meses, la pandilla de Bahía de Banderas –pues allá también tenían el control de la dirección y subdirección de Servicios Públicos los —ha incurrido en serias irregularidades que deben ser investigadas por el actual alcalde de Puerto Vallarta, Luis Alberto Michel Rodríguez antes de que manchen su administración, pues estamos hablando de negocios personales, “aviadores” y tráfico de influencias a través de la dependencia municipal.

El alfil de José Ascención Gil Calleja y René Gil es Pablo Sandoval y éste a su vez utiliza a Emperatriz Ortega para hacer todo tipo de negocios a la sombra del servicio público; entre otros, una serie de compras y servicios a la empresa “Pailería e Hidráulicos Ortega” que es propiedad de Carlos Ortega Carbajal, a la postre hermano de la Emperatriz Ortega.

UN MARIDO “AVIADOR”

No solo eso, la Emperatriz de Servicios Públicos también metió a su esposo, Miguel Ulises García Becerra a la nómina del Ayuntamiento como “aseador”, donde gana un jugoso sueldo sin merecerlo, pues es un auténtico “aviador”, nunca va a trabajar, pero eso sí, el jefe Pablo Sandoval lo consiente y le paga horas extras y días extras sin que las o los haya laborado.

Se sabe que Ulises García (quien aparece abrazado de su esposa Emperatriz en la fotografía) trabajaba en el Ayuntamiento de Bahía de Banderas como policía municipal, pero ahora la suerte le cambió y ya es “aseador” en Puerto Vallarta.

Como dice el clásico, tener un marido así, o ser un marido así… no tiene precio.

Pero todavía hay más, pues la Emperatriz Ortega también incrustó en la nómina a otro de sus hermanos de nombre Hugo Ortega. Al interior de las oficinas se comenta que ella hace lo que quiere porque es cómplice de las raterías y actos de corrupción que comete su jefe Pablo Sandoval; por ello se da el lujo de enviar los camiones y vehículos de Servicios Públicos a que los reparen en la empresa de su hermano Carlos Ortega, cuya camioneta (en la foto) a veces se le puede ver a las afueras de las oficinas de la dependencia.

No solo eso, sino que también aprovecha la íntima amistad con su jefe para recargar el trabajo administrativo en otros empleados, porque –dicen-- ella solo atiende los negocios particulares de Pablo; obvio, solo para que le sigan dando trabajos a sus hermanos y toleren a su “aviador” marido.

COMO PEZ EN EL AGUA… ¿Y LAS BOTELLAS DE DON JULIO APÁ?

Pero bueno, el jefe de Aseo Público está tan feliz en el puesto que le dieron los Gil, que nada como pez en el agua en medio de tanta corrupción, ya que hasta con las botellas recicladas por los trabajadores de aseo hace negocio.

Tenemos pruebas y evidencia fotográfica de cómo Pablo Sandoval utiliza un área de las oficinas de la planta de transferencia ubicada en la colonia Magisterio para acumular las botellas –exclusivamente de la marca de tequila Don Julio—que compra a los empleados de aseso a razón de 50 pesos por botella sin tapa y a 60 pesos por botella con tapa.

De acuerdo con fuentes bien informadas, Pablo Sandoval compra entre 50 a 60 botellas diarias para después revenderlas; no se sabe si en la cadena de comercialización los envases se utilizan para el negocio ilícito de tequila adulterado o “pirata”, o si las venden directamente a la empresa que produce el tequila Don Julio, lo cual tendría que demostrarse con las respectivas facturas.

VAN HASTA POR LAS PROPINAS

Llegaron con tanta hambre de Bahía de Banderas y ansias de hacer dinero, que este grupo encabezado por Chon y René Gil dejaron en poder de Pablo Sandoval y su secretaria Emperatriz el manejo de los negocios turbios, al grado de que han metido las manos hasta en las cinco rutas de recolección de basura –cuyo servicio se realiza con unidades de la Zofemat—para bajar de los vehículos a aquellos trabajadores que no les reporten ganancias de las propinas que obtienen de los establecimientos turísticos que operan en la zona turística de Puerto Vallarta, desde Mismaloya en el sur, hasta la carretera 200 en el norte.

Hace unos días, se supo que Pablo Sandoval bajó de una unidad de Zofemat a un empleado de nombre Marco Tomás, solo porque durante su periodo de descanso dejó a otro trabajador en su lugar; y puso a otro de su confianza.

Y es que las rutas de la zona turística son muy codiciadas por los trabajadores de aseo público, ya que hay negocios, como hoteles y restaurantes, que les dan muy buenas propinas por llevarse la basura, entre otras atenciones, como invitarlos a comer, etc.

Empresarios como el dueño de la discoteca “La Santa” les obsequian propinas hasta de mil 800 pesos a los empleados de aseo público por su labor, de ahí que Pablo Sandoval quiera quedarse con este pastel y probablemente repartir rebanadas con sus jefes.

Por ello, es importante insistir en que el presidente municipal debe comenzar por hacer limpia en aquellas dependencias en las que se incrustaron auténticos ladrones que actúan como grupos de delincuencia organizada, solo medrando con los recursos públicos.

Y es que, si el alcalde Michel Rodríguez ordena una auditoría a la dirección de Servicios Públicos Municipales, muchas sorpresas van a salir con la compra de bienes y servicios en tan solo cuatro meses de la administración de Morena, que suponíamos, iba a ser diferente que los naranjas, los azules o los tricolores.

Visto 1156 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412