giweather joomla module
Miércoles, 26 Octubre 2022 20:32

El fracaso del almirante Víctor Fco. Uribe al frente de la ASIPONA Vallarta; dos años de tropiezos y conflictos Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

El próximo pasado mes de septiembre se cumplen dos años de que el Víctor Francisco Uribe Arévalo asumió la dirección de la ASIPONA Puerto Vallarta y en este tiempo, el cambio solo ha traído fracasos y tropiezos, donde se ha descuidado la imagen, seguridad y servicios elementales que se deben brindar a los usuarios y turistas que confían en nuestro destino turístico.

Los prestadores y cesionarios de servicios turísticos son los más afectados por la ineficiencia de la ASIPONA.

Durante la asamblea del día 21 de octubre de 2022 que tuvo lugar en la UMA, los pescadores escucharon la presentación del director de la ASIPONA, Víctor Francisco Uribe Arévalo en relación con los proyectos de la entidad en el área de la dársena de las piedras, ubicado a un costado de la zona conocida como “Los peines”.

En perjuicio de las cooperativas pesqueras, la exposición del Director de la ASIPONA genera incertidumbre y estado de indefensión a este sector del pueblo Vallartense que por más de 30 años han desempeñado esta labor diariamente como sustento para sus familias, además de hacer todo su esfuerzo para que el turista nacional y extranjero se lleve una buena imagen de este destino.

Las principales dudas y que el director de la ASIPONA evade son:

  • ¿Como Garantizar la permanencia de los pescadores en el área, después de la obra?
  • ¿Qué van a hacer los pescadores durante la obra?
  • ¿Cuánto va a durar la obra?
  • ¿Para cuantas embarcaciones es la obra de muelles flotantes?
  • La dársena de las piedras y el terreno que hoy ocupan los pescadores de las cooperativas, ¿realmente esta dentro del recinto portuario? de no ser así, la viabilidad jurídica de este proyecto es cuestionable.

 

En resumen el director de la ASIPONA falló, no contestó de forma clara y pareciera que el proyecto trae otros tintes oscuros, denotando falta de transparencia en su administración.

El director de ASIPONA omitió informar que el alcance de la obra que actualmente está licitando es para construir 4 muelles fijos que atenderán al turismo náutico, para supuestamente proveer un espacio digno, aumentar la calidad de los servicios y atender al turismo extranjero.

Lo anterior suena ilógico porque estos servicios ya están cubiertos con las actuales instalaciones del recinto portuario y satisface todo lo que él quiere supuestamente mejorar. Por el bien de todos, sería mejor invertir correcta y transparentemente el dinero del pueblo y no derrocharlo con obras innecesarias que a su vez afectan a un gran número de familias Vallartenses.

Finalmente es importante recalcar que el dinero con el cuál se pretende construir la obra antes mencionada es de la Federación, recursos que se reciben por la explotación del recinto portuario mayormente por el turismo de cruceros. Recalcándose que es recurso federal, no de ASIPONA Puerto Vallarta.

Es preocupante que el director de ASIPONA se niegue a documentar, establecer compromisos escritos y hasta notariados como alguno de los presentes solicitó aduciendo que su palabra vale, y debería de ser suficiente, y sin embargo dice que él no es responsable por lo que hicieron otros directores en administraciones pasadas. Contradictorio y preocupante, por un lado pretende hacer convenios verbales y al mismo tiempo no reconoce lo que ofrecieron directores anteriores a las cooperativas en el pasado.

Al escuchar las opiniones de los presentes en esa reunión al realizar sus intervenciones, es claro que el común denominador en relación con este proyecto es la falta de información, transparencia, sentido común y conocimiento de las necesidades del puerto, misma que debería de suministrar ASIPONA y ha fallado en hacerlo.

EN TEMAS DE SEGURIDAD:

Como si Puerto Vallarta fuera un destino turístico de tercera, la Asipona cuenta con solo seis elementos de seguridad privada mal vestidos que pertenecen a la empresa Servicios Integrales de Seguridad (SIISA) que improvisan con una mesa de plástico (de las que se usan en los salones de fiestas) para “revisar” a los cruceristas de forma manual, lo que provoca filas enormes de hasta 300 personas, la mayoría de ellas extranjeras que tienen que esperar mucho tiempo para abordar su crucero.

LOS RIESGOS

Los arcos de seguridad pasan a segundo plano, no son debidamente utilizados y la seguridad del puerto se compromete todos los días, ya que incluso los turistas que regresan en autobuses entran directamente al recinto sin ser revisados, por lo que es muy fácil que alguien esconda algún objeto prohibido y se acerque a un metro del barco.

“Dios quiera y nunca pase nada, pero cualquier persona puede burlar la seguridad casi inexistente y colocar algo en uno de los cruceros, pues nadie revisa a los que regresan en camiones, solo se revisa a los que entran a pie por la terminal marítima”, expuso el prestador de servicios turísticos entrevistado.

El Director de ASIPONA, Víctor Francisco Uribe Arévalo, ha sido un fiasco total siendo mal negociador y mal administrador al no cuidar la seguridad de los pasajeros y usuarios del recinto.

Sin embargo, en Puerto Vallarta la Asipona ni siquiera ha reparado en mejorar la seguridad, toda vez que la entrada y salida de pasajeros es un caos, sobre todo cuando atracan tres cruceros a la vez; y si bien es cierto que los buques turísticos cuentan con sus propias medidas al reingreso, también lo es que cualquier persona puede llegar a unos pasos de las embarcaciones con armas, explosivos o algún objeto prohibido. Además permiten la salida de pasajeros que, incluso en sillas de ruedas, tienen que transitar por una angosta banqueta con el riesgo de sufrir algún accidente como ser atropellados

Por ser una zona federal, la seguridad debe ser prioridad en el recinto portuario, pero no la es, no al menos desde que llegó el actual Director de ASIPONA Uribe Arévalo, quien además no es transparente sobre el contrato o cesión que le otorgó la Asipona a la pésima empresa de seguridad privada, en virtud de que en la página web de la Administración no se informa ni se encuentra algún documento relacionado con esa empresa de seguridad privada.

En otra agravante, la Administración del Director de ASIPONA toma ventaja de la necesidad de lo locatarios del mercado de artesanías ubicado en el recinto portuario , ya que se les obliga a ser parte de un tianguis improvisado que se instala de forma insegura a pie de barco, cobrando cuotas adicionales a su renta mensual. Entre los servicios y productos que se ofertan en dichos tianguis resalta la venta de bebidas alcohólicas, artesanías y hasta masajes.

Las fotografías son más que elocuentes, la seguridad es prácticamente nula, donde la incompetencia, la indolencia y el desconocimiento de cómo operar un puerto con vocación turística son parte del ineficiente trabajo de la administración de ASIPONA Puerto Vallarta.

Como chivo en cristalería, el Director de ASIPONA está haciendo pedazos los acuerdos de sus antecesores con la comunidad pesquera del pueblo vallartense, así como de la seguridad que estamos obligados a proveer al turismo nacional e internacional que visita este paradisiaco Puerto Vallarta

Estimado lector, no te pierdas la parte 2 de este reportaje, porque como decía Raúl Velasco EPD,   “ AÚN HAY MÁS ”

Visto 637 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412