giweather joomla module
Martes, 01 Diciembre 2015 02:32

Abogados de Mónica Saldaña, síndico de BB, hostigan e intimidan a padre de familia para arrebatarle a su hijo de cuatro años

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

De ser una mujer modosita, hija de papi, con cierta pulcritud política, de pronto se convirtió en la villana de esta historia, en la maléfica de Bahía de Banderas, donde lidera un grupo de abogados –varios de ellos con sendos cargos públicos, como la titular de la Contraloría Interna de la Secretaría de Seguridad Pública de Nayarit, María Lina Gutiérrez—que se han confabulado con el Juez Primero de lo Civil para tratar de quitarle un hijo al señor Hugo César Félix Villaseñor, ya sea por la fuerza o mediante la intimidación.

 

Por Jorge Olmos Contreras

Se trata de Mónica Saldaña Tapia, síndico del Ayuntamiento de Bahía de Banderas, la que se ha sumergido en una laguna de lodo y corrupción con el avieso objetivo de perjudicar a un pequeño de nombre Dilan Alexander Félix Larios y quitárselo a su papá, pese a que el padre lo ha cuidado y mantenido desde que nació, mientras que la madre lo abandonó a su suerte.

Pareciera otra historia de “No se aceptan devoluciones”, sólo que aquí es diferente y es en la vida real. Es un caso de hostigamiento, intimidación, abuso de poder y de autoridad, donde se confabulan servidores públicos en una misión ilegal, dañina, inmoral, para arrebatarle al papá a su “Gatito Félix”, como le dice de cariño al pequeño Dilan Alexander, la personita por quien daría la vida, y por quien ha hecho todo lo posible, incluso resguardarse fuera del Estado de Nayarit, para que no le quiten al niño.

Todo se ventila en el juicio de “controversia familiar” 754/2013 en el Juzgado Primero de lo Civil con sede en Bucerías –cuyo titular es el juez Justino Rodríguez Barajas--, y también en el juicio 889/2014 en donde los actores y padres del pequeño Dilan, Karla Katherine Annet Larios Vaca y Hugo César Félix Villaseñor, firmaron un convenio para poder ver y apoyar en todo a su hijo.

Y aunque el padre tiene la guardia y custodia definitiva de Dilan Alexander y en todo momento le ha procurado amor y cariño, lo ha cuidado en la enfermedad y en la salud, le proporciona alimento adecuado, vestido y educación y además ha cumplido siempre con todas las cláusulas del convenio que firmaron él y la madre ante el juez, ahora le quieren quitar a como dé lugar a su hijo.

ABOGADOS Y FUNCIONARIOS

Para ello, la mamá –que por su parte ha abandonado al niño y en ocasiones se ausenta por semanas y no le entrega los 600 pesos de manutención que le fijaron, por lo que incluso ha estado presa según la causa penal 192/2014—se hizo la víctima, buscó a Mónica Saldaña y a otras personas para que le ayudaran a “recuperar” a su hijo.  La síndico, en una actitud meramente feminista, se creyó el cuento de Karla Katherine y comenzó una campaña hostigosa contra el papá de Dilan.

Para ello, Mónica Saldaña –quien como funcionaria debería abstenerse en este caso y no entrometerse— le puso y recomendó abogados a la irresponsable madre, quien a su vez contrató a María Lina Gutiérrez Escobar, a René Aguilar Andrade, a Ernesto Merino Juárez y a Jesús Rodríguez Sánchez, todos ellos licenciados en derecho para que la defendieran y “recuperaran a su hijo”.

Al menos dos de estos abogados tienen conflictos de intereses con la función pública, ya que Ernesto Merino Juárez es empleado del Ayuntamiento de Bahía de Banderas, mientras que María Lina Gutiérrez es –ni más ni menos—la titular de la Contraloría Interna de la Secretaría de Seguridad Pública de Nayarit, y además funge como perito en criminalística del Poder Judicial de ese Estado, y son los que más han hostigado al padre del menor, sobre todo María Lina, quien se apersonó en la casa de Hugo Félix el 18 de octubre a las 20:00 horas para hacerle saber que era la nueva abogada de Katherine y que tenía muchas influencias.

UN JUEZ VENAL

Quizá por esto, el Juez Primero de lo Civil, Justino Rodríguez, se ha conducido con total parcialidad en este juicio y le ha dado todas las de ganar a Katherine, a pesar de que ella fue irresponsable con su hijo, a que se ha ausentado, a que ha violado el convenio y a que dejado enfermo al menor.

Cansado de tanta injusticia, Hugo Félix subió a su muro de Facebook la situación por la que está pasando, pide ayuda a la sociedad y ha interpuesto una queja contra el juez Rodríguez Barajas, identificada con el numeral CD-PAQ-15/2015, denuncia que ya camina en el Tribunal de Justicia del Estado, además de que hay estupor entre algunos magistrados de Nayarit por la evidente inclinación del juzgador en perjudicar al padre de Dilan Alexander y al mismo pequeño.

De hecho, Justino Rodríguez Barajas se ha convertido en juez y parte en los expedientes 754/2013 Y 846/2014, donde su parcialidad ha sido descarada, acusa Hugo César Félix.

Antes, Hugo Félix recibió un trato denigrante, injusto y discriminatorio por parte del personal del DIF de Bahía de Banderas, en especial de la ex delegada de la Procuraduría de la Defensa del Menor, Adriana Hernández, “quien nunca hizo nada por defender los derechos de mi hijo y protegerlo legalmente aun cuando era su deber legal como tutora de todos los niños del municipio”, se quejó el progenitor del niño.

Sin embargo, afirma que la actual delegada, Gabriela Pano, sí lo está apoyando.

TRATO INJUSTO Y PREJUICIOSO

“Ya me cansé --agrega el padre de Dilan--, de hacer todo por mi hijo como padre soltero y responsable, demostrar todo esto con hechos y documentarlo ante el juez, y que aun así reciba un trato desigual, injusto y prejuicioso de su parte, solo por mi condición de hombre y padre soltero”.

Y es que el juez Rodríguez Barajas ha sido tan cargado a favor de la madre y en contra del padre de Dilan, que incluso le envió hace días una notificación de arresto con cárcel por 36 horas por un supuesto incumplimiento de su parte, sólo porque la señora (la mamá del menor) le dijo mentiras de que no le había permitido ver al niño, cosa que se creyó el juzgador y, sin hacer una investigación y notificar legalmente, le advirtió sobre esta probable detención, es decir, fue una amenaza velada.

Esto, mientras que a Katherine sólo la ha apercibido una vez de multarla con cinco días de salario mínimo si no cumple con las visitas para convivir con su hijo, cosas que desde luego ha incumplido en repetidas ocasiones, como el viernes en que hubo la contingencia por la llegada del Huracán “Patricia”, en que la señora nunca se apareció para ver al pequeño, ni preguntó por él ni mandó mensajes o llamó por telefóno.

“Ya me cansé –grita como si gritara en el desierto un padre desesperado—de que mi hijo esté creciendo y tenga que ir viendo o escuchando por otras personas su situación legal y lo afecten emocionalmente, solo por el orgullo y capricho de la persona que lo entregó ante el mismo juez, cediendo voluntariamente la guardia y custodia definitiva para posteriormente abandonar a su propio hijo física, emocional y económicamente cuando éste sólo tenía un año y tres meses de edad; además que lo hizo cuando su salud, que ella misma le provocó, era precaria (asma, anemia por desnutrición, bajo peso, falta de vacunas y atención), como está demostrado ante el expediente 754/2013”.

LAS AMENAZAS

A base mentiras, inventos, manipulaciones y falsas declaraciones, Hugo Félix fue demandado para que eventualmente pierda la guardia y custodia de su “gatito Félix”.

“Qué clase de justicia puedo yo esperar de este juez, ahora que tengo legalmente a mi hijo en guardia y custodia definitiva...cuando anteriormente el mismo juez me dijo: "Señor, le digo que usted ni con todas las pruebas que me ha traído y su buena abogada, pueda y no le dé a su hijo, porque yo puedo actuar a mi "criterio personal" tomando en cuenta otros elementos para tomar una decisión en el juicio", se cuestiona el padre de Dilan.


“Ya me cansé –añade Félix-- de la intromisión de servidores públicos de alto nivel del municipio de Bahía de Banderas y del Estado de Nayarit, que sin ser su deber y/o autoridad se toman atribuciones que no les competen o legalmente no están autorizados para intervenir en nuestros juicios y menos querer tomar represalias en mi contra, mandándonos intimidar y hostigándonos con sus abogados y poder político”.

Por ello, pide que se revise el proceder de las autoridades e instituciones que actuaron de mala fe y en especial del Juez encargado el caso.

Pero lejos de ayudar a este hombre, la abogada Lina Gutiérrez lo amenazó y hasta le puso policías estatales de Nayarit a las afueras de su domicilio, por lo que decidió abandonar el Estado y refugiarse en la zona metropolitana de Guadalajara, pues teme que estas personas, desde el poder público, le vayan a hacer algo, le inventen cosas o le “siembren” drogas o armas, con tal de quitarle a su “Gatito Félix”, su pequeño Dilan.

Y así se lo hizo saber al juez en un escrito enviado el pasado tres de noviembre, cuya copia simple posee VALLARTA UNO:

“Hago saber a su señoría, que por actos de intimidación y hostigamiento de parte de la licenciada María Lina Rodríguez Escobar, y para salvaguardar mi vida, me tuve que trasladar y resguardar, junto con mi hijo menor, fuera de Bahía de Banderas y de Nayarit, hasta que las autoridades del Estado nos den las garantías necesarias para poder retornar a nuestro hogar, entorno familiar y de trabajo”.

Visto 2893 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412