giweather joomla module
Martes, 25 Junio 2013 20:35

El procurador social, Juan Hernández, pretende sorprender a vecinos de Villas Universidad para que aprueben operación de gasolinera

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
La lucha con marchas, plantones y protestas que han emprendido los vecinos de Villas Universidad desde octubre del año pasado para que no se instale una gasolinera cerca de sus casas, pretende ser borrada de un plumazo por el procurador social del Ayuntamiento vallartense, Juan Hernández, al ofrecerles mejoras a su colonia, a cambio de que firmen el consentimiento para que entre en operación la estación de servicio de combustible, cuyo permiso fue otorgado por el ex alcalde Salvador González Reséndiz a tan sólo tres días de que concluyera su administración, es decir, el 28 de septiembre del 2012.


En un intento por sorprender a los colonos de Villas Universidad, Juan Hernández –uno de los personajes importados de Guadalajara por El Mochilas—envió ayer a un personero de su confianza de nombre Juan Pablo (que trabaja en su oficina) para entregarle a los vecinos un documento para que lo firmaran y con el que autorizaban el funcionamiento de la gasolinera que tanto han reprobado en sus quejas.

El Procurador Social mandó a decir a los vecinos de Villas Universidad que el Ayuntamiento está dispuesto a realizar todas las mejoras que crean convenientes para su colonia, siempre y cuando den el visto bueno para que se instale la estación de servicio.
Como no estaba el o la presidente de la colonia, los demás vecinos mandaron a volar al enviado de Juan Hernández, y entre los colonos quedó el malestar por esta intentona de sorprenderlos, ya que los vecinos no quieren que el Ayuntamiento permita el funcionamiento de la gasolinera y punto.

Además, el enviado del procurador, nada tonto, no dejó copia del documento negociador.

MANOS SUCIAS

Sin embargo, algo debió haber negociado Juan Hernández con los dueños de la gasolinera, pues su interés inusitado por que los vecinos le firmen un papel es demasiado y si volteamos más arriba, el negocio podría estar en manos del mismísimo presidente municipal, aquél que prometió interponer denuncias penales contra los ex funcionarios que manejaron la pasada administración y no ha hecho nada.

Por el contrario, con su actitud y la de sus hombres de confianza como Juan Hernández, El Mochilas está mandando un mensaje de que no va a hacer nada contra los priistas que robaron a manos llenas en el Ayuntamiento de Salvador González Reséndiz. Y lo que es peor, está demostrando que en vez de llevarlos a juicio, prefiere negociar con ellos, sin importar pisotear los derechos de los ciudadanos de Puerto Vallarta como los de Villas Universidad.

De otra manera, no se entiende cómo Juan Hernández trata de lavarles el coco a los habitantes de Villas Universidad y darles atole con el dedo para que firmen una autorización a cambio de “mejoras” en su colonia.

EL CIELO Y LAS ESTRELLAS

Sabemos que este jueves 27 de junio está programada una junta entre el procurador social y los vecinos de Villas Universidad en la Presidencia Municipal, a quienes tratará de convencer de las bondades de la operación de la gasolinera. Les va a decir que a ellos les conviene más que a los empresarios de la estación de servicio y quizá hasta les baje el cielo y las estrellas prometiéndoles que les van a pavimentar toda la colonia y demás linduras.

Se le olvida a Juan Hernández, que los vecinos de Villas Universidad están muy bien informados de que esa gasolinera que les pretenden imponer en su colonia, forma parte de una red de corrupción en la que está involucrado el máximo beneficiado con contratos de obras públicas en los gobiernos municipales de Javier Bravo Carbajal y Salvador González Reséndiz, el dueño de la empresa constructora “Cinco Contemporánea”, Rodrigo Ramos Garibi.

En un documentado reportaje, el corresponsal del periódico “Reporte Índigo”, Ángel Plasencia, encuera a los dueños de las gasolineras que se han instalado tanto en la zona metropolitana de Guadalajara como en Puerto Vallarta, en especial, la de Villas Universidad, que todavía no entra en operación gracia a la oposición de los vecinos, a los mismos que Juan Hernández pretenden chantajear.

LOS DUEÑOS DE LA GASOLINERA

En su trabajo periodístico –publicado el 29 de abril pasado--, Ángel Plasencia señala que el socio de Rodrigo Ramos Garibi, David Preciado Martínez, es dueño y promotor de varias gasolineras en la ZMG.

Sobre Puerto Vallarta, el reportero dice: “Ahora el caso de una gasolinera a la que González Reséndiz otorgó el permiso a tres días de que terminara su administración, saca a la luz personajes que se han enriquecido desde los ayuntamientos gobernados por el tricolor.

Tal es el caso de Rodrigo Ramos Garibi, amigo del gobernador y del extitular de la Secretaría de Promoción Económica de Guadalajara, Mauricio Navarro Gárate.

Ramos Garibi ha sido señalado por Movimiento Ciudadano y diversos medios de comunicación como uno de los principales gestores de la red de corrupción que operó en el Ayuntamiento de Guadalajara durante el gobierno de Sandoval Díaz.

Es el propietario de Cinco Contemporánea, la constructora favorita de Zapopan, Guadalajara y Puerto Vallarta, en los trienios pasados, donde gobernaron algunos de los actuales miembros del gabinete del gobernador.

Ramos Garibi es socio de esta estación de servicio que está por ser terminada y no cumple con las normas básicas que se solicitan para su instalación segura.

El otro socio de la empresa Gasolinera Los Vecinos, S.A. de C.V., es David Preciado Martínez, un gestor de gasolineras en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) que mediante el Tribunal Administrativo del Estado (TAE) “obliga” a los municipios a permitirle la construcción de estaciones de servicio.

Aunque esta vinculación con amigos del gobernador abre la puerta a creer que en realidad los ayuntamientos priistas se dejaban perder los juicios promovidos en su contra ante el TAE.

Varios de los negocios que promovió, incluida la gasolinera en mención de la colonia Villas Universidad en Vallarta, no cumplen con las normas básicas de seguridad.

Porque en el caso de la del destino turístico, a menos de mil 500 metros hay otra estación de servicio.

Vecinos de la colonia Villas Universidad se opusieron con marchas y plantones a su construcción desde la administración de Salvador González, y el hoy subsecretario de Administración prometió que no se desarrollaría el proyecto.

Pero la relación de amistad y los compromisos entre los dueños de dicho negocio gasolinero son muchos, así que a tres días de que terminara su administración, otorgó el permiso el 28 de septiembre de 2012.

TÍOS, PRIMOS Y AMIGOS

Uno de los propietarios del predio donde se construye la gasolinera en la colonia Villas Universidad era tío de González Reséndiz.

Se trata de Raúl Estrada González, primo de Rafael González Pimienta y –según varias publicaciones en la prensa local de Puerto Vallarta- socio de varios negocios con el diputado priista y padre del administrador de Aristóteles.

Estrada González murió de un infarto en junio de 2011, pero aparece como uno de los copropietarios del predio ubicado en Avenida México 1484 de la colonia Villa Universidad en Puerto Vallarta.

En el oficio 6358/12 del Ayuntamiento de Puerto Vallarta, entregado el 26 de noviembre de 2012 a “la Visitadora Adjunta A Encargada de la Región Costa Norte de la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Jalisco”, Francisca López Abundis, se detallan varias irregularidades de la obra.

Algunos de ellos relacionados con el tamaño de la construcción, pues el permiso “exprés” que les dio el exalcalde de Puerto Vallarta era por una superficie de 447.19 metros, cuando el predio en otras ocasiones se señala de una superficie de mil 507.31 metros.

También con la cuestión de los propietarios, pues aunque los socios Ramos Garibi y Preciado Martínez hacen las solicitudes de las licencias de construcción, según se lee en el informe en “la propiedad en el expediente no se encuentra integrado documento que acredite la propiedad a nombre del Sr. David Preciado Martínez, el promovente”.

En la gestión de los trámites de construcción también aparecen los arquitectos Jaime Gabriel Pérez Meza y Agustín Navarro Ochoa.

El primero “tramita a nombre del propietario” el 10 de septiembre de 2012 la “Revisión de Edificación” y en el informe de la autoridad se detalla que “el promotor del trámite en la fecha en que se realiza este labora en el H. Ayuntamiento en la Dirección de Obras Públicas como Jefe de Costos”. 
Y efectivamente, Pérez Meza aparece como representante de David Preciado Martínez en varios trámites ante el Ayuntamiento de Puerto Vallarta, aunque al mismo tiempo era empleado del Municipio.

Por otro lado, Navarro Ochoa es el mismo arquitecto que construyó la cuestionada Unidad Municipal Administrativa (UMA) y es apoderado de la empresa Cinco Contemporánea.

El socio de Ramos Garibi, David Preciado Martínez, es dueño y promotor de varias gasolineras en la ZMG.

Su estrategia para desarrollar estos negocios, que según datos de Petróleos de México son cuatro en construcción y dos concluidos en toda la ZMG, es mediante una “afirmativa ficta” del TAE, ante la negativa de los permisos de los ayuntamientos”.


Como podrán leer, Al Mochilas y mucho menos a su procurador social, Juan Hernández, poco les importan estos antecedentes de corrupción e irregularidades que hay en torno a la gasolinera de Villas Universidad, pero aun así, pretenden engañar a los colonos.

La pregunta ahora es: ¿Qué negociaron con Ramos Garibi o David Preciado Martínez para tratar de sacar adelante el visto bueno de los vecinos? ¿También se los recomendó Abraham González Uyeda?

La verdad tarde o temprano sale a flote.

INFORMACION CLASIFICADA

OTRO NEGOCIO QUE TRAE ENTRE MANOS RAMON GUERRERO MARTINEZ, nuestro flamante alcalde, es llegar a un acuerdo con la empresa Envir Eau para pagarle una millonada, entre 12 y 28 millones de pesos –con su respectiva comisión desde luego—por un servicio ventajoso e inexistente (cobran por un pesaje alterado) que supuestamente realizaron con el servicio de recepción y destino final de la basura de enero a junio de este 2013.

Hace unos días, El Mochilas estuvo en la ciudad de México y se especula que se sentó a negociar con los representantes de Envir Eau, al grado de que varios regidores recibieron la recomendación del alcalde para sacar adelante todo lo que tenga que ver con un arreglo con esta compañía.

Ayer miércoles, en la presidencia municipal los regidores, con la ausencia de Susana Carreño que mejor abandonó el lugar, platicaron con un operador de Envir Eau de nombre Enrique Barber González de la Vega y la tónica fue de gran camaradería para sacar un acuerdo en que se le paguen muchos millones a la empresa y negociar todos los años que no hicieron nada, desde el trienio de Javier Bravo, pasando por el de Chavita hasta los primeros tres meses del Mochilas, es decir, hasta el 21 de diciembre del 2012, que serían otros muchos cientos de millones de pesos.


Dicen que los regidores Tito Yerena, Agustín Álvarez Valdivia y Adrián Méndez se soltaron el pelo hablando maravillas de Envir Eau y aplaudiendo el futuro acuerdo que seguramente ya fue planchado por el Mochilas en la ciudad de México.
Visto 2697 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412