giweather joomla module
Jueves, 08 Julio 2021 23:50

Fiscalía criminaliza a Estela Valdez de Quinard y permite la trata de personas en Vallarta Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Por Jorge Olmos Contreras

La Fiscalía de Jalisco no solo no ayudó a la señora Estela Valdez de Quinard en la búsqueda de su hijo Ernesto y su amigo Martín Hernández desaparecidos en Coyuca de Benítez, Guerrero el año pasado, sino que además de detenerla y ponerla a disposición del juez de control oral, Iván Eduardo Fajardo García –quien el pasado viernes 02 de julio la vinculó a proceso por supuesto trata de personas y le dictó un año de prisión preventiva oficiosa, sin considerar que es una señora de la tercera edad, por tener 77 años—la criminalizó en un boletín de prensa emitida el sábado 03 del mismo mes, donde la calificó como “prófuga de la justicia” y por “obligar a sostener relaciones con los huéspedes (a una mujer que es la principal señalada por la desaparición de Neto Quinard) a cambio de dinero”.

La señora Valdez de Quinard fue denunciada por Reyna Mejía García, la muchacha y presunta sexo servidora (así se anunciaba en redes sociales) que se involucró sentimentalmente con su hijo Ernesto Quinard y a quien engañó con un falso embarazo, lo citó a Coyuca de Benítez y ahí desapareció –justo a unos metros de la casa de la familia de Reyna—junto con su amigo que lo acompañó hasta ese municipio de tierra caliente, Martín Hernández.

Pero el Ministerio Público que se encargó de integrar la Carpeta de Investigación en contra de la señora Quinard de Valdez, no tomó en cuenta estos antecedentes; y la fiscalía habría mentido al sostener en su comunicado de prensa que “se iniciaron con las indagatorias minuciosas que requirió el caso y mediante las cuales el agente del Ministerio Público reunió datos de prueba, así como testimoniales que evidenciaban la posible comisión del delito de trata de Estela Margarita “N”, por lo que se solicitó un mandato judicial en su contra”.

NUNCA ESTUVO EN CALIDAD DE PRÓFUGA

Y como agregado, una falsedad más de parte de la fiscalía, pues en el boletín aseguró que “la mujer permaneció prófuga de la justicia, pero recientemente fue ubicada y se le cumplimentó la orden de aprehensión”.

Cabe precisar que doña Estela nunca se fue de Puerto Vallarta, solo fue a la Ciudad de México para entrevistarse con personal de Comisión Nacional de Búsqueda de Personas de la Secretaría de Gobernación y también fue a Coyuca de Benítez a buscar a su hijo, pero regresó a la ciudad y aquí permaneció todos los días… hasta que fue detenida por la denuncia que interpuso Reyna Mejía.

En este contexto, es claro que a la señora Valdez de Quinard le hizo falta una buena defensa, pues ella ya no está al 100 por ciento de sus facultades por su edad y cometió el error de hablar en las dos audiencias que fueron presididas por el juez Iván Eduardo Fajardo, quien sin valorar este aspecto ni su edad, decidió vincularla a proceso y  dictarle un año de prisión preventiva oficiosa, por lo que en estos momentos Estela Quinard, de 77 años, está en el penal de Ixtapa por un simple señalamiento de una persona que está implicada y o señalada, en la desaparición de su hijo.

FISCALÍA OMISA… NO MIDE CON LA MISMA VARA

Para variar, la Fiscalía de Jalisco no ha buscado a la Fiscalía de Guerrero para coordinar entre las dos dependencias la búsqueda y esclarecimiento de la desaparición de los dos jóvenes vallartenses en Coyuca de Benítez.

Por el contrario, al criminalizar a Estela Valdez de Quinard, la fiscalía de Jalisco parece no medir con la misma vara el delito de trata de personas que, en sitios como Puerto Vallarta y Guadalajara, se cometen todos los días.

Por ejemplo, la fiscalía nunca hizo nada para abrir una Carpeta de Investigación en contra de una señora de nombre Paulina Sugey Gutiérrez Rubio, cuando en septiembre del año pasado anunció en redes sociales una fiesta para adultos donde los caballeros podrían tener acceso a 50 chicas en el “club Chee Chee” (al sur de Puerto Vallarta) en lo que a todas luces se estaba configurando un posible delito de tratas.

¿Y sabe usted por qué no hicieron la debida investigación los de la fiscalía?... Bueno pues porque la señora Paulina Sugey es ampliamente conocida en las oficinas regionales de la Fiscalía de Jalisco, donde presumía ser muy amiga de actuarios, ministerios públicos, directores, etc.

Sin embargo, hoy criminalizan a Estela Valdez de Quinard se ensañan con ella y antes la detienen y la ponen a disposición de un juez que jamás respetó su derecho humano por ser mujer de la tercera edad y a quien dictó un año de prisión preventiva oficiosa.

Usted saque sus propias conclusiones estimado lector… ¿Qué clase de justicia tenemos en la entidad y en el municipio?

(En la secuencia de fotos vemos en la parte posterior a Bibiana Mejía, hermana de Reyna e involucrada con Martín Hernández. Abajo del lado izquierdo el ingeniero Ernesto Quinard y a su lado derecho Reyna Mejía, la principal implicada y o señalada en la desaparición de los dos jóvenes vallartenses)

 

Visto 1343 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412