giweather joomla module
Lunes, 02 Agosto 2021 01:56

Denuncian a furtivo defraudador y fiscalía no investiga… pese a tener antecedentes de tráfico y otros ilícitos Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Por Jorge Olmos Contreras

El pasado 15 de julio una angustiada mujer vallartense se presentó en las oficinas de la fiscalía regional de justicia para denunciar el fraude y robo del que fue objeto, cometido por un sujeto oriundo de Tamaulipas y que trae a cuestas todo un rosario de fraudes en diferentes partes del país y que, además es investigado por presunto tráfico de armas.

Se trata de quien dice llamarse Javier Ancer Rodríguez de 40 años, quien tenía su domicilio en la calle La Corregidora número 531 del Barrio Santa María de este puerto. Fue denunciado por una femenina que por razones obvias protegemos su identidad. Junto con este individuo, también señalaron en la querella a Patricia Bustamante y a Fidel Iravien, por ser posibles cómplices del defraudador.

En la fiscalía regional, la denunciante fue atendida por el fiscal adscrito al área de atención temprana de la dependencia, Oscar Jurado Martínez, quien a su vez integró la Carpeta de Investigación judicializable número D-VIII-3144/2021, y a quien relató cómo esta persona la estafó con más de 21 mil pesos y después desapareció de Puerto Vallarta.

La afectada contó que se dedica a la compra-venta de ropa y accesorios para dama, por lo que a mediados del mes de junio se apersonó en su local Javier Ancer Rodríguez para solicitarle información y que una vez estando ahí le comenzó a hacer preguntas sobre la ropa que tenía en exhibición.

EL NEGOCIO DE LAS PACAS

El sujeto empezó a envolver a la señora y le dijo que él se dedicaba a la venta de ropa de paca americana, que su proveedor estaba en McAllen, Texas, en Estados Unidos, que era una empresa propiedad de una tía y unos primos; también le dijo que su negocio en Puerto Vallarta estaba en la calle Benemérito de las Américas 112, esquina con la avenida Francisco Villa, por lo que le ofreció hacer negocio, que él le podía vender ropa de paca a buen precio.

Pero como la mujer vallartense --en este caso la víctima—no estaba muy segura de hacer negocios con un desconocido, el tipo la invitó a cenar al restaurante “Porfirio’s” de plaza península, que dizque para que conociera a su socia, una tal Patricia Bustamante y así tuviera confianza.

Así las cosas, el 18 de junio a las 21:00 horas acudió a dicho restaurante y ahí conoció en persona a Patricia Bustamante y a un tal Fidel Iravien, sus supuestos socios. Entre los tres, le platicaron sobre los beneficios económicos que obtendría si hacía negocios con ellos en la compra de pacas de ropa americana.

Y como después de la cena le inspiraron confianza, comenzó por pedirles dos pacas, una de ropa para mujer premium y otra de bolsas para dama. Para pronto, Javier Ancer la citó, el 24 de junio, en la sucursal del Bancomer que está por plaza Las Glorias (plaza Genovesa) y ahí ella le entregó 21 mil pesos que el mismo sujeto depósito en una cuenta supuestamente para que le enviaran el pedido; que la mercancía iba a tardar cuatro días porque la enviarían desde Texas, le dijo.

Pasaron cuatro días y no llegaron las pacas prometidas, por lo que molesta, la afectada le reclamó a Javier Ancer y ahí comenzó una serie de mentiras, que la ropa y las bolsas estaban en Guadalajara; que fuera por la mercancía a la capital tapatía, que él también iría, etc.

SE HIZO OJO DE HORMIGA

El dos de julio quedaron de ir a Guadalajara, cada quien, por su lado, para la entrega de las pacas, pero Javier Ancer volvió a mentir. Por teléfono le dijo a la mujer vallartense que se regresó porque había habido un accidente en la carretera y estaba cerrada. Después, que estaba en Tepatitlán con un compadre, y al final ya no le contestó las llamadas… ni los mensajes.

Ella estuvo unos días en Guadalajara y al regresar, el 14 de julio, fue a buscar a Javier Ancer al departamento donde dijo que vivía, y ahí los administradores le contaron que desde el día 09 había sacado todas sus cosas, que dejó las llaves en la caseta de seguridad y se fue.

Desde entonces, se hizo ojo de hormiga, por lo que decidió interponer su denuncia.

Antes, la mujer se dio cuenta de que en su establecimiento, se robaron dos teléfonos celulares Iphone 12 con valor de 30 mil 499 pesos y que aún no termina de pagar a la empresa AT&T, cuyo contrato es a tres años; y que la última persona que estuvo en el lugar fue Javier Ancer, ya que le fue a enseñar unas prendas tipo filipinas para su venta, de las cuales compró tres.

LOS ANTECEDENTES

La señora afectada investigó por su cuenta y descubrió que Javier Ancer, cuya media filiación es robusto, tes blanca, cabello lacio canoso, con tatuajes en ambos brazos y que tiene acento norteño y casi siempre trae gorra, maneja un vehículo marca Mazda color tinto modelo 2021 con placas VRT-327 B de Sinaloa y que al parecer se lo robó a una chica de Mazatlán de nombre Diana Saraí Parra.

También supo que es investigado por tráfico de armas en Estados Unidos –parece ser que tiene doble nacionalidad—y que ha estafado a otras personas, como a un empresario de Yucatán a quien defraudó con 300 mil pesos en agosto del 2019, pues le pidió en renta un hotel con pagos de 100 mil pesos mensuales por el arrendamiento, pero no le pagó ni un peso durante tres meses.

En Valladolid, defraudó por igual a una doctora, a quien le pidió 60 mil pesos con la promesa de hacerla socia de un hotel y jamás regresó el dinero, ni cumplió su palabra.

A la propietaria de un Cenote en el mismo Yucatán, le pidió 12 mil pesos para “establecer una alianza” entre el hotel y su lugar para enviarle turistas al atractivo natural, pero solo se quedó con el dinero.

A un comerciante de venta de productos de limpieza, también lo sorprendió y le quedó a deber mucho dinero.

En Puerto Morelos, en Quintana Roo, también es buscado por presuntos fraudes.

En Puerto Vallarta, siempre estaba acompañado de Patricia Bustamante y de Fidel Iravien, quienes podrían ser cómplices de este presunto delincuente, por lo que pide a la fiscalía que también los investiguen.

La señora afectada decidió dar a conocer su caso para que otras personas que hayan sido víctimas de Javier Ancer, lo denuncien, y ver si así la fiscalía regional investiga y da con el paradero de este hombre.

Por lo pronto, la afectada aportó mucha información al fiscal adjunto del área de atención temprana, Oscar Jurado, pero este funcionario no ha movido ni un solo dedo para ordenar una investigación a fondo del presunto defraudador, por lo que se teme que sus delitos queden impunes y continúe defraudando en lo que parece ser una larga carrera delincuencial.

 

 

 

 

 

Visto 3093 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412