Martes, 23 Marzo 2021 02:29

Mediante extorsión telefónica le quitan $ 200 mil a madre de familia de PV; amenazaban con ‘matar’ a su hija Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Con un par de llamadas que hicieron con números telefónicos de fuera, ayer delincuentes lograron obtener de manera ilícita 200 mil pesos que le exigieron a una madre de familia de Puerto Vallarta, a quien le dijeron que tenían secuestrada a su hija y que si no les depositaba esa cantidad de dinero procederían a matarla.

Esta vez, los malandrines lograron engañar a una menor de 17 años, quien, al estar en su casa con otra de sus hermanas, recibió una llamada de un número desconocido, con los dígitos 9213066172, a través del cual un sujeto le dijo que ella había reportado personas armadas al 911, que eran de un Cártel y que tenía que ir a plaza Caracol para aclarar y comprobar que la adolescente no había hecho tal denuncia a la policía.

Para asustar a la muchacha, le pasaron al supuesto “jefe” del cártel y este le reiteró que estaban haciendo investigaciones sobre esa llamada, que tenía que acudir a la mencionada plaza comercial; le hicieron creer que ahí la estaba esperando una licenciada de nombre María para hablar con ella, que trabaja en la fiscalía. Y para meterle más miedo a la chica, le hicieron una video llamada a su celular, donde aparece un sujeto armado con un chaleco y pasamontañas con las letras CJNG; el tipo le ordena que grabe el video para mandárselo a su mamá y hacerle creer que está con ellos.

Mientras esto pasaba en plaza caracol, la mamá de ella, de nombre Rocío, recibió otra llamada, pero ahora del número celular 3329484534, en donde la voz de un hombre le advertía que tenían secuestrada a su hija, le dan datos del nombre de la menor y de su número telefónico y amenazan a la señora que si en un corto lapso no les depositaban 200 mil pesos en las cuentas bancarias que ellos indicaran, iban a asesinar a la jovencita.

Muy asustada, Rocío consiguió los primeros 50 mil pesos y fue a depositarlos al Banamex que está precisamente en plaza caracol. Posteriormente le exigen el resto y la mamá de la niña obtiene el efectivo y acude al Banamex de plaza península, donde hace otros tres depósitos de 50 mil pesos cada uno, para completar la suma que le exigían los presuntos secuestradores.

Una vez que pagó el “rescate”, la señora Rocío denunció la desaparición de su hija, por lo que agentes de la policía investigadora se movilizaron rápidamente y lograron dar con el paradero de la menor, a quien, por los rasgos físicos que dio la mamá, la ubicaron en la esquina de avenida Los Tules y Francisco Medina Ascencio en un ciber café, muy cerca de plaza caracol y la llevaron con su madre, sana y salva.

Después, pidieron a la señora que fuera a la fiscalía a presentar una denuncia por extorsión; y para sorpresa de los oficiales que la acompañaban, ella recibió otra llamada de los extorsionadores donde le exigían que les depositara otros 100 mil pesos en diferentes montos a las cuentas bancarias que le dieron, pero que esta vez lo hiciera en las tiendas Oxxo.

La oportuna intervención de la fiscalía regional de justicia y la buena coordinación de su actual director con sus agentes, impidieron que la afligida madre siguiera depositando dinero a estos delincuentes.

Por fortuna, las autoridades ya tienen indicios de quiénes pueden estar involucrados en este ilícito, por los números de cuentas, e incluso podría intervenir la Unidad de Inteligencia Financiera para bloquear y dar con los extorsionadores.

La fiscalía reitera su llamado al público en general a no dejarse engañar con este tipo de llamadas y por más que los delincuentes amenacen o salgan con el cuento de que tienen a un familiar secuestrado, que primero se cercioren, le llamen o acudan a casa o al lugar donde acostumbra a estar, ya sea su hijo, hija, esposo, esposa, hermanos, padres etc., y busquen ayuda con la policía, pues en fiscalía hay un área especial para atender este tipo de delitos.

 

 

 

Visto 1517 veces
Inicia sesión para enviar comentarios