giweather joomla module
Lunes, 15 Noviembre 2021 00:11

Mujer vs mujer en pleno centro de Vallarta; una roba el celular a otra y terminan mal Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por las Chicas Súper Poderosas

La fiebre del sábado por la noche cobró otras víctimas en este paradisiaco puerto, y sus protagonistas fueron dos femeninas que andaban como placa de tráiler… haaaaasta atrás… y terminaron acusándose mutuamente de faltas administrativas en las que, irremediablemente, tuvo que intervenir la policía para poner orden.

El reporte policiaco dice que a las 03:00 de la madrugada... cuando los adoradores del Dios Baco comienzan a salir de sus templos de oración, mejor conocidos como antros... para dirigirse a sus santos aposentos, un terrible grito de mujer rompió el silencio de la noche y pues ándeles que provenía de una esquina que forman las calles Morelos y Zaragoza en el pleno centro de Puerto Vallarta.

La chica que gritaba, casi, casi como la Llorona, era Maritza Juliana de 35 años, quien al ver pasar a la patrulla PV-358 lanzó un fuerte alarido para llamar la atención de los jenízaros que, somnolientos, hacían sus rondines por el primer cuadro de la ciudad.

Al voltear para ver qué le ocurría a la afligida mujer, ésta les contó que su novia, Viviana Zuleyka de 35 años, la había acusado de robarle su teléfono celular y que por este motivo habían tenido una acalorada discusión al interior de la discoteca Mándala (usted sabe, uno de tantos antros de vicio de la familia Altamirano), por lo que ella --así, en un santiamén-- decidió terminar la relación sentimental con su amiguita.

Sin embargo, y como emulando a la auténtica Lady Manoseo (¿recuerdan aquella mujer que dejó abandonados a sus hijos en un Oxxo y persiguió, con no muy buenas intenciones a un muchacho que la estaba grabando, y como no lo alcanzó lo acusó falsamente de que la había manoseado?, ah, pues hagan de cuenta) comenzó a seguir a Maritza, no la dejaba tranquila… hasta que la paniqueada Maritza tuvo cerca a los cuicos y entonces sí, envalentonada, le gritó a Viviana que le regresara su identificación, su teléfono y sus tarjetas bancarias, ya que la tal Vivi las traía bien enchalecadas, o sea bien "resguardadas" en las profundidades de sus prendas de vestir.

Pero Zuleyka, que ya andaba de mala copa, al ver la actitud de su pareja, se alteró, se puso agresiva y fue cuando Maritza les rogó a los uniformados que la acompañaran a su hotel, pues tenía mucho miedo, no fuera a hacer que la Vivi la deschongara, a lo que los polis, raudos y veloces, accedieron y la custodiaron a pie-tierra al hotel Eloísa, donde ella no paraba de gritar que solo quería su maleta y sus objetos personales para irse a hospedar a otro establecimiento de la misma categoría, o sea a un hotel Gran Turismo, mínimo Cinco Estrellas, de esos que abundan por la zona austera de la colonia Emiliano Zapata.

Peroooo… a los minutos... de volón pin pon,  llegó Zuleyka; y no, no crean ustedes que en Uber, taxi amarillo o moto taxi marca Mochilas... No... llegó corriendo, pues el amor de su vida se le iba para siempre y con todo y maletas, por lo que se puso muy alterada, agresiva y violenta y de pasó comenzó a gritarle a los policías que ellos le habían robado su dinero.

Maritza, que estaba muy agradecida con los gendarmes, salió en defensa de los guardianes del orden y entonces le gritó a su novia (para ese momento, ya su ex novia) que eso era falso, que el dinero se lo había dado a ella junto con sus tarjetas bancarias; que ellos, los polis, no le habían quitado nada, que solo la estaban ayudándola, porque de plano, le escupió la cara con la siguiente frase....  “tú estás muy borracha”.

Zuleyka ya no entró en razón, estaba fuera de sí, como una Kate del Castillo en "La ingobernable"; le ganó el desamor y el odio y se puso más, pero más agresiva, comenzó a soltar golpes y brincos como una Barbie Juárez enloquecida, soltando acusaciones para todos lados y culpando a los cuicos de sus males, por lo que de inmediato fue detenida y puesta a disposición del juez municipal en turno, quien seguro la mandó a dormir a las perfumados separos que los fines de semana (pa' su mecha, dijeran los veracruzanos cuando perciben malos olores) están bien, pero bien aromáticos a "pasucol".

Dicen los curiosos que nunca faltan y que ya estaban bien acomodaditos viendo todo el numerito en primera fila que, cuando se llevaban a los separos a la tal Zuleyka , a lo lejos se comenzó a escuchar la letra de una canción que le habría puesto chinita la piel a cualquiera, esa de Mecano que dice más o menos así:

“Nada tiene de especial, dos mujeres que se dan la mano… el matiz viene después… cuando lo hacen por debajo del mantel… luego a solas, sin nada que perder… tras las manos, el resto de la piel.

Un amor por ocultar… aunque en cueros, no hay dónde esconderlo; lo disfrazan de amistad… cuando sale a pasear por la ciudad… una opina que aquello no está bien… la otra opina que ¿qué se le va a hacer?... Y lo que opinen lo demás está de más… quién detiene palomas al vuelo, volando a ras del suelo, mujer contra mujer…”

Guau, hasta a estas chicas súper poderosas se nos puso la piel de gallina… ¡qué cosas tiene la vida Dios mío Santo!

 

 

Visto 470 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412