giweather joomla module
Jueves, 27 Enero 2022 01:49

Meterán en cintura a quienes se apoderan de espacios viales al pintar rayas amarillas para su beneficio Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Jorge Olmos Contreras

Gracias a una iniciativa que presentó ayer ante el pleno del Ayuntamiento el regidor de Morena, José Rodríguez González para regular guarniciones o machuelos de banquetas que han sido ocupadas para uso particular, se podría acabar con la mala costumbre de ciudadanos que se han apoderado de espacios viales al pintar con raya amarilla zonas viales para beneficio propio.

En Puerto Vallarta es común que cualquier vecino pinte su raya amarilla, aunque no tenga cochera, y peor aún, en puntos de alta circulación vial como avenidas y calles céntricas para favorecer sus negocios, por lo que esta iniciativa pretende acabar con estas prácticas y con los influyente que, incluso colocan sillas, objetos, macetas, jardineras y otras cosas para adueñarse de los espacios públicos.

En su exposición de motivos, el edil morenista sostiene que, en su momento, que la zona centro y toda la franja turística en su gran mayoría fue pintada de tres colores, blanco para estacionamiento público, amarillo que significa prohibido estacionarse y rojo que es para uso exclusivo de vehículos de emergencia.

Sin embargo, algunas personas en diferentes puntos de la ciudad se han adueñado de diferentes espacios públicos como son los lugares para estacionarse. Dicha actividad la realizan repintando las guarniciones o machuelos de las banquetas que en algún momento fuero línea blanca; “esto quiere decir que se permitía el estacionamiento de manera libre, más sin embargo algunas personas han repintado estas partes para que de esta manera el residente o turista no se pueda estacionar en esos lugares”.

Por ello, y al realizar el cambio de color de estas guarniciones o machuelos de las banquetas sin autorización, es decir, del blanco al amarillo o hasta modificar las franjas que son rojas, se genera un gran problema y sobre todo caos en el tránsito de vehículos, principalmente, en la zona centro y franja turística.

José Rodríguez González señala que, al cambiar estos colores por mutuo propio, los ciudadanos lo hacen con el objeto de obtener un beneficio para su establecimiento comercial o uso personal, detentando una especie de posesión o cierta exclusividad, ya que al tenerse la restricción de la línea amarilla genera el que únicamente sean éstos quienes se estacionen en dichos espacios, conducta que no tiene justificación ni se encuentra apegada a la ley. 

Así las cosas, el regidor manifiesta que con estas prácticas insanas se crea mucho conflicto entre los residentes y turistas,, mismos que tiene que atender la Subdirección de Tránsito Municipal;, en algunos casos incluso se tienen que destinar elementos de manera fija en ciertas zonas o lugares para que apoyen en el flujo vehicular,, lo cual debilita a la Subdirección de Tránsito Municipal,, ya que esos elementos podrían ser utilizados en otras cuestiones operativas, como son el de vigilancia y aplicación de reglamento de Tránsito Municipal.

De esta manera, comenta el edil en su iniciativa, se trata de ordenar de manera específica los espacios públicos, en el sentido de que se regulen las guarniciones o machuelos de las banquetas y se pinten en el color que más beneficie a los residentes y turistas.

Para la implementación del programa, agrega, se tomará en cuenta principalmente a las siguientes Dependencias Municipales:

1.- Dirección de Seguridad Ciudadana 

2.- Subdirección de Tránsito Municipal

3.-. Dirección de Servicios Públicos Municipales

4.- Dirección de Inspección y Reglamentos. 

La iniciativa de Rodríguez González se turnó para su análisis, estudio y posterior dictamen a las Comisiones Edilicias Permanentes de Ordenamiento Territorial, Servicios Públicos Municipales y demás Comisiones que determine el Pleno del Ayuntamiento.

 

Visto 794 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412