giweather joomla module

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 44
Sábado, 13 Julio 2013 08:31

Las declaraciones de un cínico, el regidor Óscar Ávalos Bernal Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Amparado en el poder que le da ser regidor del Movimiento Ciudadano, el regidor Oscar Ávalos Bernal mantiene en la cárcel a varios ejidatarios que son los legítimos dirigentes de la Unidad de Riego de Las Palmas. Ahora, con un cinismo que raya en lo insultante, afirma que él sólo servía de aparato en dicha asociación.

 

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Como parte de los interrogatorios del expediente 776/2011 al que VALLARTA UNO tuvo acceso y que se desprende del caso de la Unidad de Riego Las Palmas y por el cual están en prisión injustamente varias personas mayores de edad, el regidor Oscar Ávalos se burla de los detenidos.

Y es que en la novena pregunta que el defensor de los detenidos la planteó a Oscar Avalos, éste casi pierde el control y en la tercera de la quinta vez clamó: “no fue en el dos mil nueve; no recuerdo el año si fue en el 2007 o 2008; y yo nunca manejé los fondos de la asociación. Yo solo servía de aparato”.

Lo anterior es una parte del interrogatorio que consta en el expediente 776/2011-C al regidor Oscar Avalos Bernal en su calidad de tesorero de Unidad de Riego de Las Palmas AC, conflicto que en dos ocasiones ha llevado a la cárcel a ejidatarios y usuarios de dicha asociación.

Las respuestas a las 33 preguntas que el defensor de los acusados, Ignacio Antonio de la Mora Betancourt, pudieran tratarse de pruebas testimoniales contundentes en contra de los acusados pero caso contrario, se advierten profundas contradicciones en los dichos del también presidente del ejido Las Palmas.

LA DISPUTA JUDICIAL

Desde hace dos años, un grupo de usuarios de la Unidad de Riego sostienen una disputan judicial que en dos ocasiones ha llevado la cárcel a varios de ellos. Guadalupe González Rodríguez y José Antonio Santana Benítez fueron reaprehendidos y a ellos, como a Joaquín González Pérez, José Antonio Santana Rodríguez y Oscar Sánchez Becerra, se les dictó auto de formal prisión en un juicio plagado de irregularidades. 

El 8 de junio del año pasado se llamó a declarar a Margarita Urteaga Benítez, quien fungía como secretaria de la oficina de la Unidad de Riego y contestó un total de 14 preguntas. Ella sostuvo que se encargada de recaudar pagos de usuarios de la unidad de riego bajo las órdenes del presidente, secretario y tesorero, Guadalupe González, Antonio Santana y Oscar Avalos, respectivamente. Cuando en diciembre de 2011 dejó de trabajar, le entregó todo a Miguel Ángel Ruiz Jiménez porque estaba enterada de haber habido cambio de mesa directiva. “No recuerdo cuánto dinero le entregué pero fue todo lo que tenía en fondo”, dijo.

Sobre el día del supuesto robo de inmobiliario, narró que llegaron Lupe González y Toño Santana y ordenaron a Marco Antonio Santana Benítez y Joaquín González que sacaran algunos muebles. Margarita Urteaga entonces se fue a la oficina del ejido y al final solo vio algunas pertenencias arriba de una camioneta.

SIN PRUEBAS

Ese fue el robo por el que siguen encarcelados los ejidatarios. Al parecer de trata de equipo de oficina, un escritorio, una pantalla de computadora. De tales, ni siquiera existen facturas. En Office Max se compró un escritorio, dos archiveros, diez sillas de plástico, una silla, de lo cual la secretaria solo dijo tener recibos de los pagos.

Oscar Avalos acudió el siete de agosto. Tampoco supo precisar cuánto dinero recibieron de los directivos depuestos al tomar control de la oficina. Avalos Bernal había fungido como tesorero de la Unidad de Riego al lado de González Rodríguez y Antonio Santana, de quienes dice que no querían entregar la unidad pese a que ya habían cumplido los tres años para el cual fueron electos. Una versión que consta en el expediente, habla de un monto del orden de poco más de 52 mil pesos que se entregaron a Miguel Ángel Ruiz, aunque vecinos de Las Palmas hablan de hasta medio millón de pesos.

Al regidor y presidente del ejido se le señala como el principal acusador e interesado en mantenerlos en la cárcel, pero al rendir su declaración testimonial cayó en contradicciones y en ningún momento aportó pruebas ni dichos contra los acusados. Más bien existen testimonios que bien pudieran considerarse favorables para los acusados, pero el juzgador los desdeña en claro perjuicio para los detenidos.

“ME QUIEREN CONFUNDIR”

En al menos cinco preguntas que le hace el defensor, Oscar Avalos intenta aclarar que su elección como tesorero de la Unidad de Riego, al lado de Guadalupe González y Antonio Santana, “no fue en el dos mil nueve”. Sin embargo, en ningún momento supo dar fecha precisa, mes o año; “me quieren confundir” se quejó a media audiencia y como tal se consignó en el expediente. El interrogador notó su nerviosismo y en todas las preguntas le mencionó la fecha del  de agosto de 2009 como la fecha de la asamblea general que se le eligió al cargo.

Desde el primer momento reconoció haber sido enterado por la secretaria del ejido, Marlene Castillón de la presencia de Lupe González y Toño Santana en las oficinas de la Unidad de Riego; “le dije, sabes qué, hablen a la policía”.

(Este es un adelanto del artículo publicado en la edición impresa de VALLARTA UNO)

Visto 2651 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Vínculos importantes

Publicidad

Para anuncios en la versión impresa y en línea comunicarse a la Redacción al teléfono 322 294 8412